MERCADEO DE RED ENTRENAMIENTO



Hace más de veinte años en una convención de la compañía, Eric Worre tuvo un momento importante que cambió su vida para siempre: En ese evento tomó la decisión de “Go Pro” y convertirse en un experto del Mercadeo en Red. Desde entonces, se ha enfocado a desarrollar las habilidades para lograrlo. Al hacerlo, Eric ha tocado y ha sido tocado por cientos de miles de personas alrededor del mundo. Ahora, él comparte su sabiduría en una guía que encenderá tu pasión por esta profesión y te ayudará a tomar la decisión de convertirte en un profesional y crear la vida de tus sueños.

 

En este libro con la guía definitiva, aprenderás a:

• Encontrar Prospectos

• Invitarlos a tu producto u oportunidad

• Presentar tu producto

• Dar seguimiento con tus prospectos

• Ayudarles a convertirse en clientes o distribuidores

• Ayudarles a comenzar debidamente

• Hacer crecer tu equipo al promover eventos

- Y mucho, mucho más.

 

El deseo de Eric es que te decidas a convertirte en un Profesional del Mercadeo en Red – que te decidas por Go Pro. Pues es un hecho que el Mercadeo en Red es una mejor manera. Ahora digámoselo al mundo



El dinero es uno de los mayores instrumentos de libertad creados por el hombre escribió el economista Friedrich von Hayek en su obra maestra de 1944, El camino a la esclavitud. Según von Hayek, lo genial del dinero es que lo puede gastar como usted desee. Incluso se puede afirmar que la capacidad de ganar y gastar dinero es la cualidad única que distingue con mayor claridad a un hombre libre de un esclavo.

Un esclavo tiene todo lo que necesita para vivir: un techo que lo cubre, ropas para vestirse, comida para alimentarse y atención médica cuando se enferma. Además, por supuesto, siempre tiene trabajo.

Lo único que le falta es elección. Un esclavo no tiene la opción de ahorrar dinero para decirle un día a su jefe renuncio . No puede comprar una casa diferente si se cansa de la primera. No puede cambiar de médico si el matasanos que le envía su amo resulta incompetente. El esclavo debe aceptar los planes que haga su amo.